Luego del sabor amargo que pasó Emelec por haber perdido la final y el campeonato ante Liga de Quito en el 2018, el ‘Bombillo’ rompió el mercado de fichajes con el objetivo de que el 2019 puedan volver a la senda del título.

Para esta temporada, llegaron jugadores como Gabriel Cortez, Billy Arce, Fernando Guerrero, Bryan Cabezas, Daniel Angulo, Wilmer Godoy y José Hurtado, para cubrir la mayor cantidad de jugadores por posición y tener un plantel más competitivo.

La mayoría de medios, hinchas y analistas del fútbol vaticinaban un Emelec poderoso, apuntándolo como favorito a ser campeón este año. Para sorpresa de muchos, el inicio en estas tres primeras fechas jugadas ha sido todo lo contrario.

Los ‘Eléctricos’ empezaron ganando ante Aucas en Quito, pero jugando mal. En la segunda jornada, cayeron en su casa ante Fuerza Amarilla y, del mismo modo, practicando un fútbol desconocido. En la tercera, tuvieron una floja actuación, donde de no ser por Esteban Dreer, caían goleados en Cuenca. Para su fortuna, dicho encuentro terminó 1 a 0 pero con dos expulsados (Johnson y Godoy).

Esta situación ha generado preocupación en el seguidor azul, algo que es entendible. Pero lo que se debe entender también es que el campeonato recién empieza, y en algunos casos cuesta un poco de tiempo compactar un grupo donde son ocho los jugadores nuevos.

Ahora, hay más factores que analizar. El juego del equipo ‘Millonario’ no es vistoso como tenían acostumbrado, en la cancha se mira un equipo no tan fuerte y con varios errores. Línea por línea, Emelec tiene buenos jugadores, pero parecen no captar la idea de juego que Soso intenta infundir, o quizás el fundamento del estratega no es el adecuado para el club.

Lo que se debe resaltar en este proceso, es que el catorce veces campeón del Ecuador no practica un buen fútbol desde el año pasado. En el 2018 fueron pocos partidos que Emelec tuvo un gran performance, fueron más cotejos malos que buenos, aún así llegó a la final. Sin embargo, ante Liga en diciembre fue totalmente inferior y eso se evidenció en el terreno de juego.

Otro punto a resaltar son los jugadores, donde la mayoría no desentonan y saben de la responsabilidad que tienen con la institución. Pero hay algunos futbolistas que, hasta el momento, no han demostrado todo lo que esperan de ellos. Es el caso de Dixon Arroyo, quien posee gran recuperación de balón pero comete equivocaciones en la distribución del mismo. Queiroz es un jugador dinámico, pero resulta ser muy tibio por instantes. Es evidente la falta de juego en ese sector, donde antes no había problemas cuando estaban Gaibor o Pedro Quiñónez en su mejor momento.

Por otra parte, su talón de aquiles es el costado izquierdo defensivo. Baguí ya no es el mismo de hace dos o tres años, por su edad ya no puede correr como otros futbolistas. Johnson, quien tomó el lugar de Baguí por lesión, posee un buen despliegue ofensivamente pero, en la zaga que es principalmente su puesto, no ha cumplido de gran manera como había la expectativa.

Sobre los nuevos refuerzos, se puede hablar bien hasta el momento de Guerrero, Angulo, Cortez, pero existe un caso puntual. Bryan Cabezas viene de un año sin ritmo futbolístico, así que le tomará meses recuperar su nivel. Por otro lado, Billy Arce en los pocos minutos que ha tenido, ha cumplido de buena forma.

Hablando en la parte de ataque, el ‘Ballet’ cuenta con alto poderío, pero todavía le cuesta acoplarse para que puedan tener un excelente rendimiento. Cabe destacar aquí que Emelec juega 4-2-3-1, pero los cuatro de arriba no generan un soporte en la marca, dejando al equipo desprotegido desde la mitad de la cancha hacia atrás, donde si fallan los volantes centrales se hace un caos en el campo azul.

Los hinchas ya han pedido que Soso deje el cargo, pero en la directiva del club confían en su proceso. Se deberá esperar un cierto tiempo para ver si el profesor argentino logra moldear su idea y que dicho juego impacte para lograr los resultados esperados.

En definitiva, lo de Emelec no es un fracaso todavía ya que esto recién empieza, aunque con el pasar de los partidos la presión aumenta. Todo proceso no es fácil y conlleva tiempo, pero deberán reaccionar lo más rápido posible ya que tienen en frente una nueva modalidad de torneo, Copa Ecuador, y por supuesto la Conmebol Libertadores.

Foto: Diego Cáceres / Diario El Tiempo

@sergiotufino23

sergio_54t@hotmail.com

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s