El fútbol femenino va creciendo a nivel global, incluso en países donde el fútbol no es el deporte principal, como es el caso de Afganistán.

Selección Femenina de Afganistán

Un país donde las mujeres sufren de extremo machismo, es importante destacar el momento político que vivió el país de 1996 al 2001, donde el poder talibán gobernó Afganistán.

Las mujeres tenían prohibido el acceso a la educación, al trabajo y al deporte. Por tal motivo, muchas mujeres accedieron a la educación y al deporte mediante la clandestinidad.

Khalida Popal, una de las impulsoras en la creación de la Selección Femenina de Fútbol Afgana, jugaba con amigas en el patio de una casa con temor a ir a prisión por hacerlo.

Khalida Popal, una de las impulsoras del fútbol femenino afgano

Por represión del gobierno, Khalida Popal tuvo que refugiarse en Dinamarca y seguir como activista del fútbol femenino desde el país europeo.

En 2007 se creó el seleccionado femenino y en 2008 disputaron su primer partido, perdiendo 5 a 0 ante el equipo de la Otán. El primer partido oficial FIFA fue en 2010, en la derrota 13 a 0 ante Nepal.

Hummel, empresa danesa de ropa deportiva, fue la marca encargada de la vestimenta de los seleccionados masculino y femenino de Afganistán.

Esta marca revolucionó el diseño deportivo, realizando las camisetas de la selección femenina con un hijab optativo incorporado.

Vestimenta de la Selección Femenina con hijab incorporado

Lastimosamente, en 2018 salió a la luz denuncias de las jugadoras sobre violaciones sistemáticas hacia ellas por parte del Presidente de la Federación de Fútbol de Afganistán. La mayoría de jugadoras denunciaban desde la clandestinidad en su país y otras desde su refugio en Europa. ”Si quieres jugar en la selección, muéstrame tu cuerpo”, es una de las cosas menos graves en las denuncias.

Hummel dejó de vestir al combinado afgano y gracias a las denuncias de jugadoras importantes del fútbol femenino mundial, la FIFA hizo una investigación y en 2019 separó de toda función a Karim, presidente de la Federación Afgana.

Shabnam Mobarez, capitana de la Selección Femenina de Afganistán, fue una de las principales figuras en las denuncias hacia el presidente de la Federación. Actualmente juega en el fútbol de Dinamarca.

Shabnam Mobarez, capitana de la Selección Femenina de Afganistán

Actualmente siguen luchando que se haga justicia, ya que Karim no fue detenido por sus denuncias de violaciones y acosos. El fútbol profesional pasó a segundo plano y las jugadores buscan justicia y libertad para practicar el deporte que aman.

Fabricio Tufiño Armas

@fabriciotufino1992

Vía: Periodistán (Twitter)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s